Es una de las principales causas de enfermedad y mortalidad en gazapos entre las 7 y 14 semanas de vida. Se caracteriza por falta de apetito, letargo, pérdida de peso, diarrea, impactación cecal y una excesiva producción de mucus por el ciego. Estudios han establecido una relación entre una alteración de las bacterias del conejo e hiperacidez del ciego con la presentación de la enfermedad. La alteración del PH del ciego se debe a una excesiva fermentación de carbohidratos alterando la microflora bacteriana normal y estimulando la producción de mucus por parte del ciego y colon, en vez de producirse los cecotrofos que el conejo necesita. Esta enfermedad se previene dando una alimentación rica en fibra no digestible.

Compartir: