Conejos en adopción

¡Ayúdanos!


 Nuestra cuenta de PayPal es:
contabilidad@anacweb.es




Patrocinadores

Artículo tomado de la página de Facebook del centro veterinario Madrid Exóticos (este enlace)

 

 

ENCEPHALITOZOON CUNICULI: PREGUNTAS FRECUENTES

En este post queremos contestar las preguntas que más frecuentemente nos hacéis al oir hablar del encephalitozoon y esperamos que si tenéis alguna más, las compartáis con nosotros https://static.xx.fbcdn.net/images/emoji.php/v9/t57/1/16/1f609.png");">?

¿QUÉ ES?
Es un parásito microscópico de la familia de los microsporidios, más emparentado con los hongos que con otros parásitos. Parasita las células de algunos órganos de los conejos, provocando síntomas según los órganos afectados. Lo más habitual es que ciertas regiones cerebrales se afecten y el sentido del equilibrio se altere, por eso lo más frecuente es el típico caso de un conejo con la cabeza ladeada y que pierde el equilibrio, pero pueden darse crisis epilépticas, parálisis, agresividad u otros síntomas según la región cerebral afectada. Otros órganos frecuentemente afectados son los ojos (aparecen lesiones típicas como la que se observa en la foto) o los riñones.

¿CÓMO SE CONTAGIAN LOS CONEJOS?
La vía de transmisión que se considera más frecuente es la ingestión de esporas que eliminan los animales infectados en la orina pero también pueden contagiarse por las heces o secreciones nasales. La eliminación de esporas ocurre sobre todo hasta los 3-4 meses después de la infección, posteriormente es más errática pero puede seguir ocurriendo. Las conejas gestantes infectadas pueden transmitir el parásito a la descendencia, de hecho los ojos de los conejos sólo se verán afectados cuando el contagio ocurre por esa vía. Es decir, si un conejo tiene lesiones oculares provocadas por el encephalitozoon eso nos indica que se ha infectado en el interior del útero de su madre.

¿SÓLO AFECTA A LOS CONEJOS?
No, este parásito también puede afectar a otros animales como a los perros, gatos, zorros, algunos roedores, primates y aves. Las personas también pueden contagiarse aunque la práctica totalidad de los casos descritos en seres humanos son en personas inmunodeprimidas. Para los que queráis más información al respecto os remitimos a este otro de nuestros post (https://m.facebook.com/story.php?story_fbid=1686095518126490&substory_index=0&id=113614132041311)

¿PUEDEN CONTAGIARSE Y NO ENFERMAR?
Si, un conejo puede estar contagiado (tener el parásito) y no desarrollar la enfermedad nunca...o sí. Es decir, parece que en la mayoría de los casos los conejos tienen el parásito en estado latente, como adormecido. No se sabe exactamente por qué algunos pasan del estado latente al activo pero parece ser que el estrés, otras enfermedades y otros factores desconocidos pueden influir en esto.

¿CÓMO SABEMOS SI UN CONEJO ESTÁ CONTAGIADO?
Hasta la fecha es muy difícil tener una certeza total de esto pero en animales enfermos, con un análisis de sangre en el que detectamos anticuerpos del parásito y algunas proteínas llamadas de fase aguda, podemos saber con bastante certeza si el parásito está provocando problemas. En animales sanos podemos detectar anticuerpos pero hoy en día no hay ninguna prueba fiable para detectar al parásito en sí, por lo tanto si detectamos anticuerpos en un conejo (seropositivo) puede significar dos cosas: que tenga el parásito o que haya tenido el parásito pero su sistema inmune lo haya eliminado eficazmente.

¿LA ENFERMEDAD APARECE RÁPIDAMENTE?
Lo habitual es que sí, tanto que en unos minutos un conejo totalmente normal puede comenzar a "marearse", ladear la cabeza y tener dificultades para mantenerse en pie. Las alteraciones oculares (cataratas, uveítis, glaucoma...) suelen ocurrir poco a poco, tras días o semanas de aparecer una pequeña lesión.

¿PUEDEN CONVIVIR UN CONEJO SEROPOSITIVO Y OTRO SERONEGATIVO?
No podemos asegurar que el conejo seropositivo tenga o no el parásito, como hemos dicho anteriormente. Si dicho conejo seropositivo ha padecido la enfermedad es muy posible que, incluso a pesar de haber sido tratado, pueda contagiar a otros conejos; si no ha padecido la enfermedad y está sano podría ser menos probable que pueda contagiar a otro conejo. Como podéis ver no hay ninguna forma segura de evitar el contagio, nuestro consejo es que, si nos vemos obligados a que un conejo seropositivo y otro seronegativo convivan, debemos adoptar medidas de higiene y podemos administrar un tratamiento a ambos para reducir las probabilidades de contagio al mínimo, además de realizar análisis de sangre serológicos cada cierto tiempo.

Compartir: