¿Qué cuidados necesita tu conejo antes y después de la operación? ¿Te has decidido por la esterilización? Aquí tienes algunos consejos que tal vez te sean útiles.

CUIDADOS PRE-OPERATORIOS:

1. Busca un veterinario especialista en conejos. Si no conoces ninguno, tenemos un listado disponible en la web para que busques al más cercano.
2. Si tu conejo es mayor de 2 años o no se conocen sus antecedentes, es conveniente realizar un análisis de sangre para descartar patologías en el hígado y los riñones antes de someterlo a la operación.
3. Pregunta a tu veterinario el tipo de anestesia que piensa utilizar, el tipo de anestesia más segura para los conejos es el isofluorano (gas), ¡NUNCA HALOTANO! Otros anestésicos inyectables pueden causar parálisis si son mal administrados.
4. Si es posible, concierta la cita de modo que puedas llevarte a tu conejo a casa el mismo día. Pasar la noche en un sitio extraño, rodeado de gente y sonidos desconocidos puede añadir estrés innecesario. Si lo llevas a casa donde puede estar acompañado, atendido y vigilado constantemente se sentirá mejor.
5. Si tu conejo tiene por compañero a otro conejo, llévalos a ambos al veterinario. Su compañía le brinda apoyo moral y disminuye el estrés. También previene el posible rechazo que ocurre a veces cuando un miembro de la pareja vuelve a casa con el extraño y temido olor a clínica. ¡Lo último que quieres es que tu conejo sufra un rechazo violento por su compañero justo después de la operación!
6. ¡No dejes a tu conejo en ayunas antes de la operación! Dos horas de ayuno son suficientes. Estas son algunas de las razones por las que recomienda el ayuno en otros animales y por qué esto no es cierto para los conejos:

- Algunos anestésicos pueden provocar náuseas y existe el riesgo de que vomiten durante la operación o periodo de reanimación, lo que puede causar la inspiración accidental y el líquido entraría en los pulmones. Los conejos carecen del reflejo del vómito, y son prácticamente incapaces de regurgitar. Por lo que el riesgo de vómito es muy bajo.

- Otra de las preocupaciones es que la comida contenida en el intestino impida obtener un peso corporal exacto, necesario para calcular la dosis de anestesia inyectable. Hay razones por las que no debería ser un problema para los conejos:

a) El intestino de un conejo sano nunca está vacío, y no debería estarlo. Los conejos pueden sufrir daños en el hígado cuando el intestino está vacío durante un tiempo relativamente corto, por lo que no es recomendable el ayuno antes de la operación.

b) Si el veterinario usa isofluorano o sevofluorano como gas anestésico, el peso corporal no es problema, ya que el gas es administrado por vía respiratoria. Aunque es más caro que los anestésicos inyectables, la cirugía es más segura y la recuperación más rápida.

c) Si alimentas a tu conejo antes de la operación ayudas a que el tracto intestinal permanezca activo, lo que acelera la recuperación. Los conejos a veces se muestran inapetentes después de la cirugía y les cuesta volver a recuperar sus hábitos alimenticios. Ten en cuenta que 24 horas de ayuno son suficientes para provocar daños hepáticos

7- Los conejos son muy estresables, un conejo muy asustado puede producir tanta catecolamina (hormona parecida a la adrenalina) que afecta seriamente a la anestesia. A veces es necesario retrasar la cirugía hasta q el problema se resuelva o el conejo esté más calmado.

CUIDADOS DESPUÉS DE LA OPERACIÓN:

1. Tu conejo tardará un poco en recuperarse de la operación; los machos 1 o 2 días, y las hembras un poco más, 3-4 días. Durante este tiempo, es normal que estén adormilados, inapetentes y algo dolorido, especialmente las hembras, ya que en éstas la operación es más seria.
2. En circunstancias normales, no será necesario darle antibióticos tras la operación. Si han sido recientemente vacunados de la Pasteurella tendrán más resistencia a la infección y únicamente se les administra una dosis preventiva de antibióticos durante la cirugía. Si son necesarios, consulta la dosis con tu veterinario.
3. Mantén a tu conejo tranquilo unos días después de la operación, intenta que no salte o haga movimientos bruscos. Para conejos muy inquietos, tal vez sea mejor dejarlos unos días dentro de la jaula y sacarlos sólo bajo vigilancia.
4. Las curas de la herida no son necesarias si el animal está en un lugar limpio. A veces los intentos de curar la herida pueden estresar al animal, que se revuelve, pudiendo soltarse algún punto, por lo que es mejor dejarlo. En cualquier caso revisa la herida con frecuencia para asegurarte de que está cicatrizando correctamente y el conejo no está mordiéndose los puntos. Si encuentras la zona especialmente enrojecida, inflamada o con signos de infección, acude al veterinario. Una ligera inflamación de la zona genital en los machos es normal y no es signo de alarma.
5. ¡Asegúrate de que tu conejo no se está arrancando los puntos! Muchos veterinarios usan sutura intradérmica (por debajo de la piel), de modo que el conejo no pueda tocarlos. Algunos también emplean pegamento biológico para cerrar la herida, o colocan un apósito transparente encima de la cicatriz. Pregunta a tu veterinario el tipo de sutura que emplea. En caso de que tenga puntos, suelen quitarse transcurridos 7-10 días de la operación. Los collares isabelinos que se emplean para perros y gatos no suelen usarse para conejos, ya que les provocan mucho estrés.
6. La cicatrización durará alrededor de una semana para los machos y unos diez días para las hembras. NOTA: LOS MACHOS CASTRADOS TIENEN AÚN ESPERMATOZOIDES VIABLES DURANTE UNAS 4 SEMANAS DESPUÉS DE LA OPERACIÓN. Tenlo en cuenta si va a estar en contacto con hembras enteras.
7. Deja a su disposición un cuenco con agua además del bebedero. Un conejo recién operado necesita beber para mantenerse hidratado y expulsar la anestesia más rápidamente, pero a veces no beben si tienen que esforzarse para ello. Es normal que orine mucho y que la orina tenga un olor más fuerte, está expulsando la anestesia.
8. Es importante que tu conejo coma lo antes posible tras la operación. Tal vez rechace el pienso, pero aceptará mejor el heno y las verduras (hojas de zanahoria, menta, albahaca, diente de león...) dale lo que quiera comer.
9. Es normal que no se coman las heces de racimo durante 1-2 días y que estén cubiertas de mucus. Si observas que continúa sin hacerlo o deja de producir ¿conguitos?, acude a tu veterinario, tal vez tenga una parada intestinal provocada por el estrés de la operación.
10. Si no ha comido NADA en las 24 horas siguientes a la operación, acude urgentemente al veterinario.
11. Que no pase frío: puedes colocarlo cerca de una fuente de calor o envuelto en una manta eléctrica (desconectada) o una toalla previamente calentada sobre un radiador.
12. Si tienes a dos o más conejos juntos, no es necesario que permanezcan separados a menos que se monten entre sí o sean muy bruscos jugando. En caso de separarlos, permite que se vean, toquen y huelan, aunque no tengan contacto físico entre sí. El conejo operado necesitará apoyo emocional de su pareja para recuperarse y evitarás problemas de peleas cuando vuelvas a juntarlos.
13. Por supuesto... ¡no te olvides de los mimos!

Tienes más información en:http://www.rabbit.org/faq/sections/spay-neuter.ht

Compartir: